Patrick Artero

PATRICK ARTERO: COMPOSITOR DE JAZZ

Bienvenido a la página tributo a uno de los mejores compositores de música Jazz contemporaneo. El prestigioso trompetista nacido en Vietnam y de raices españolas ha cosechado un prestigio internacional, además, también ha trabajado en el cine componiendo arreglos musicales para peliculas y ha grabado varios albums ( ver discografia )

Artero no es un músico que se prodigue por las redes sociales de forma exhaustiva, no obstante, a pesar de no tener el estilo de vida de una estrella del Rock, su presencia es muy respetada y requerida en los principales festivales de Jazz del mundo.

Te animamos a que descubras la musica de Patrick artero, puedes ver muchos de sus videos en Youtube  aunque lo ideal es que compraras alguno de sus albums o asistieras  a alguno de sus conciertos en vivo.

Patrick nunca ha sido un músico extravagante ni ha llevado una vida de estrella del rock sino que ha ido construyendo su reputación poco a poco a lo largo de los años.

EL Jazz requiere de una ejecución técnica y una dedicación extrema, a continuacion una demostración gráfica de un fragmento de Artero:

A diferencia de algunos estilos complejos pero mas extremos como puede ser el Heavy Metal, el Jazz es un estilo tranquilo sin llegar a ser aburrido, un estilo de música que ha llevado a grandes artistas a lo mas alto y que en los ultimos años a evolucionado mucho. El Jazz no es un estilo fácil de digerir para las grandes masas, es por eso que sieore se ha considerado ( aunque no es cierto) un estilo ortodoxo para gente entendida.

El JAZZ, ORIGEN Y DEFINICIÓN :

el jazz es “un tipo de música de origen afroamericano caracterizado por la improvisación, la síncopa y un ritmo regular, y típicamente se toca en instrumentos de viento y metal” y el origen de la palabra en sí se da como “principios del siglo XX: de origen desconocido”. “

 En cuanto al origen de la palabra en sí, también es un tema de considerable controversia, con muchos músicos comúnmente asociados con la música que realmente no les gusta la palabra “jazz” debido a sus connotaciones posiblemente desagradables, especialmente las sexuales. Entre los músicos a los que no les gustó la palabra fueron Duke Ellington y Charles Mingus. En un estudio detallado del origen de la palabra, el experto en lenguaje y música holandesa Bob Rigter argumenta que la palabra proviene de la palabra francesa “chasse”, que según él es probable dada la cultura criolla francesa de la ciudad donde orino el jazz, Nueva Orleans.

El jazz fué influenciado tanto por la estructura armónica europea como por los ritmos africanos. Se desarrolló parcialmente a partir del  blues y a menudo se caracteriza por ritmos sincopados, ejecución de conjuntos polifónicos, diversos grados de improvisación, desviaciones deliberadas del tono, y el uso de timbres originales. Cualquier intento de llegar a una definición precisa y global del jazz es probablemente inútil.

El jazz ha sido, desde sus comienzos a comienzos del siglo XX, una música en constante evolución y cambiante, que pasa por varias fases distintivas de desarrollo; una definición que podría aplicarse a una fase, por ejemplo, al estilo o swing de Nueva Orleans, se vuelve inapropiado cuando se aplica a otro segmento de su historia, por ejemplo, al jazz libre.

De manera similar, la síncopa y el swing, a menudo considerados esenciales y únicos para el jazz, de hecho carecen de mucho jazz auténtico, ya sea de la década de 1920 o de décadas posteriores. De nuevo, la noción largamente sostenida de que la oscilación no podría ocurrir sin la síncopa fue desmentida rotundamente cuando los trompetistas Louis Armstrong y Bunny Berigan (entre otros) frecuentemente generaban un swing enorme mientras tocaban notas negras repetidas y no sincronizadas.

El jazz, de hecho, no es, y nunca ha sido, una música totalmente compuesta y predeterminada, ni tampoco está totalmente improvisada. Durante casi toda su historia, ha empleado enfoques creativos en diversos grados e infinitas permutaciones. Y sin embargo, a pesar de estas diversas confusiones terminológicas, el jazz parece ser reconocido y distinguido instantáneamente como algo separado de todas las demás formas de expresión musical. Para repetir la famosa respuesta de Armstrong cuando se le preguntó qué significaba swing: “Si tiene que preguntar, nunca lo sabrá”.

Para aumentar la confusión, a menudo ha habido diferencias de percepción aparentemente insalvables entre los productores de jazz (artistas, compositores y arregladores) y sus audiencias. Por ejemplo, con la llegada del free jazz y otras manifestaciones vanguardistas de los últimos días, muchos músicos sénior sostuvieron que la música que no se movía no era jazz.